Centralitas virtuales

Centralitas virtuales

¿En qué consisten las centralitas virtuales?

Las nuevas tecnologías y la llegada de Internet han revolucionado el mundo empresarial y el concepto de oficina. Hoy en día, gracias a la transformación digital, las empresas han adoptado un nuevo modelo de oficina totalmente automatizada. Las ventajas y los ahorros son importantes: reducción de costes, de equipos y hasta de personal y una menor necesidad de espacio físico gracias a la oficina virtual. Sin embargo, la oficina virtual no se concibe sin un elemento básico: las centralitas virtuales. Son partes fundamentales en una empresa. Las opciones que da a una empresa una centralita virtual son enormes.

Las centralitas virtuales son la mejor opción de comunicación para una empresa, ya que abarcan todos los canales: emails, teléfono e, incluso, redes sociales

Una centralita virtual contiene todos los números de la organización e información para gestionarlas. Todos los números están conectados a la central. Incluso, si hay varias sedes. El funcionamiento es bien sencillo y su mantenimiento es llevado a cabo por una operadora telefónica, al estar la centralita en Internet. Su desubicación permite a las compañías cantidad de opciones y son más versátiles que las centralitas normales. Por ejemplo, es posible crear extensiones, realizar llamadas simultáneas, transferir llamadas, conectar oficinas situadas en distintos trabajos, organizar los departamentos, etcétera.

Por si fuera poco, reducen la factura telefónica gracias al uso de Internet, aumentan la rentabilidad laboral y son adaptables a todo tipo de empresas (desde pymes a multinacionales), ya que favorecen el teletrabajo por ser ideales para el trabajo remoto. Por supuesto, los clientes no notarán la diferencia. En realidad, pueden a ayudar a mejorar la marca de la empresa, puesto que se pueden personalizar totalmente. Las empresas de centralitas, como Tecniphone, que se ocupan de la instalación y del mantenimiento de las centralitas normales y virtuales, recomiendan las últimas, ya que su uso está cada vez más extendido.