El Origen de los Prefijos Telefónicos en España

Sin comentarios mayo 4, 2018

La historia de los prefijos en España responde estrictamente a razones prácticas. Es bien conocido que los números para teléfonos fijos comienzan por el 9 y que los números para teléfonos móviles lo hacen con el 6.

El Plan Nacional de Numeración Telefónica de España regula de manera exclusiva los números telefónicos. El plan de adjudicación de números se limita a nueve cifras que cualquier usuario que pretenda realizar una llamada debe marcar al completo, independientemente del lugar desde el que realice su llamada.

El Plan Nacional adjudica indicativos concretos para los números de cada una de las provincias españolas, separando los servicios mediante rangos de números. Por ello, servicios como los de telefonía móvil comienzan por la cifra 6, mientras que los indicativos de cada provincia lo hacen por 9.

Historia de los prefijos 

Origen de los Prefijos Telefónicos

Aunque el orden de los prefijos en España corresponde a un organismo oficial, los prefijos nacieron como un medio ideado por Alexander Bell para suplir las antiguas conexiones telefónicas mediante centralitas de operadoras.

Antiguamente, para realizar una llamada, esta era recibida primero por una operadora, la cual atendía al interlocutor y realizaba a mano la conexión debida mediante cables para poner en contacto a ambas personas. Con el aumento de los usuarios telefónicos, y ante las posibles complicaciones que podía conllevar la sustitución de un operador experimentado por otro que no estuviera familiarizado con la red, se inventó el código de números telefónicos, un sistema que cualquier persona pudiera comprender de inmediato y utilizar.

Evidentemente, el número de indicativos telefónicos fue aumentando al hacerlo los usuarios de teléfonos por todo el mundo. Hoy en día, cada país tiene un prefijo acordado internacionalmente, siendo el de España el +34. Dentro de cada país, los prefijos permiten que las centralitas automáticas discriminen los estados o las provincias a la hora de asignar los números para cada teléfono existente.

La importancia de la ciberseguridad respecto a los prefijos telefónicos

Ante la abundancia actual de las llamadas de spam y de acoso y fraude telefónico , la importancia de la asignación de prefijos es vital. Gracias a ellos, es posible recurrir a sistemas que identifican de manera automática diferentes tipos de servicios o empresas a partir de los prefijos. De este modo, se pueden programar bloqueos de este tipo de llamadas o grabación de las llamadas en el caso de que se dé respuesta.

Algunos números de teléfono, tanto con prefijo para móviles como de teléfonos fijos, vienen siendo descritos desde hace bastante tiempo como números de publicidad invasiva o de intento de fraude telefónico. Existen varias páginas web en Internet que recogen las aportaciones de usuarios telefónicos respecto a gran cantidad de números. Una labor de vital importancia en la lucha contra el spam y por la privacidad de cada persona.

La utilidad de los prefijos en el mundo empresarial

Origen del prefijo de teléfonos

Los prefijos también sirven a las empresas para realizar gestiones ordenadas de las relaciones con sus clientes o los proveedores o para ofrecer distintos tipos de servicios a partir del prefijo asignado a la marca.

Con la asistencia de avanzados sistemas de centralitas del mercado, es posible asignar para el número de una empresa una serie de extensiones, tanto para adjudicar departamentos diferenciados como para ocupar puestos de trabajo dedicados a la misma función. Gracias a estos sistemas, cada operador podrá gestionar varias llamadas al mismo tiempo, mantener en espera o derivar hacia otro operador o departamento sin complicación ninguna.

Los prefijos en España sirven para identificar teléfonos por provincias o servicios. Pero también son un importante dato a la hora de gestionar la seguridad telefónica y evitar las llamadas de spam o de tipo fraudulento.


Sin comentarios